Claustro románico

.
.
Claustro románico

Declarado Monumento Nacional en 1884

Sin duda uno de los espacios más ricos a nivel histórico artístico de la Catedral de Tudela es el claustro románico, cuyo acceso se realiza desde el Museo de Tudela, formando parte del conjunto catedralicio.

Esta construcción de finales del siglo XII, declarada Monumento Nacional junto con la Catedral en 1884, tiene planta rectangular con doce arcos de medio punto en los lados mayores y nueve en los menores. Dichas arquerías se apoyan en dobles y triples columnas, apareciendo en el centro de las crujías pilares prismáticos.

Fue construido entre los años 1180 y 1204 al lado sur del templo para albergar una comunidad de canónigos que vivieron bajo la regla de San Agustín, quienes cuidaban y mantenían la antigua Colegiata de Santa María, actual Catedral, tras su consagración.

Los escultores que lo realizan inician su trabajo por la galería Norte, continuaron por la galería Este, la Sur y finalmente la galería Oeste.

Play Video
Claustro

Vista del claustro. Galería norte

© Museo de Tudela, 2020​

Piezas destacadas

Capiteles

Destaca especialmente el conjunto de los capiteles desde el punto de vista formal, estilístico e iconográfico.

En las galerías Norte se representan escenas de la Infancia y Vida Pública de Jesús. De entre todos ellos el más interesante es sin duda la resurrección de Lázaro, pasaje de la vida pública de Jesús, donde vemos a través de sus personajes la inusual expresividad que utiliza el maestro y la profundidad que le da a la escena, haciéndolo tan especial. El detalle expresivo y naturalista de llevarse los discípulos la mano a la nariz aludiendo al hedor que desprende el cuerpo amortajado de Lázaro es fantástico. Además se aprecian restos de policromía, testimonio del color aplicado a la piedra en época medieval.

En la galería Este la lectura de los capiteles continúa con la narración de la vida de Cristo con temática de pasión, muerte y Resurrección.

En la galería Sur los capiteles narran escenas de la Muerte de la Virgen y vida y martirio de diversos santos, entre los que destacan el dedicado a Santiago Apóstol y el de San Juan Bautista.

Finalmente en la galería Oeste encontramos tanto capiteles con representaciones religiosas y profanas, como capiteles decorativos integrados por decoración vegetal y animal, junto a otros de carácter simbólico, como el tema de la parábola del “pobre Lázaro y el rico Epulón”.

Restauración del Claustro

Fue recientemente restaurado (2013-2015), debido a su mal estado de conservación, se trató su enfermedad en la piedra, se consolidó y efectuó una limpieza, devolviendo esta intervención al claustro parte de su antiguo esplendor.

El claustro de la catedral de Tudela reabre las puertas tras su restauración (navarra.es) »

Restauración de capitel

Restauración de capiteles

© Museo de Tudela, 2020​

Tránsito a Catedral

Recorriendo las galerías del Claustro encontramos diferentes espacios, que en su día tuvieron uso propio de la Comunidad de Canónigos cuando vivían en clausura. Hoy en día son salas expositivas.

Al final de la galería Norte, encontramos el Tránsito, espacio que comunica la zona claustral con el templo. Tuvo uso funerario en época medieval. En la actualidad, se exponen diferentes piezas arqueológicas, parte de ellas procedentes de la antigua Mezquita Mayor de Tudela (del S.IX al. XI) y ajuares funerarios encontrados en varios sepulcros hallados en las excavaciones arqueológicas durante la última restauración del templo (2002-2006).

Capilla de San Dionis

En la galería Este, la puerta abierta nos traslada al estilo Mudéjar. Fechada en los siglos XIII y XIV, disfrutamos de un espacio en cuyos muros aparece un agramilado en Sefka de tradición almohade y maravillosos restos de policromía en cubiertas, vigas y barandilla de la zona del coro. Esta capilla está dedicada a San Dionis, y su busto relicario preside el retablo barroco.